Made in Zaragoza Fest

La red de creativos Made in Zaragoza se unió al Grupo Pastores para organizar este sábado el MIZ Fest, un festival en la ya famosa Carpa del Ternasco que mezcla varios de los mercadillos que han caracterizado a la red durante estos últimos años y algunos nuevos, como son “La Placica Vintage”, “Peque Mercado·”, “Hazlo tu mismo” y “El Mercado de las Luces”, vendiendo todo tipo de objetos elaborados por distintos creativos zaragozanos.

El espacio, bastante amplio, situado junto a la Plaza de los Sitios, un enclave céntrico que permite que muchos zaragozanos y visitantes se acerquen a este curioso evento. Si bien es cierto que la animación era tenue a primera hora, después se fue llenando de gente comprando en los distintos puesto creativos y degustando los diversos platos, tapas incluidas, de ternasco de Aragón.

La oferta gastronómica era completa con numerosas propuestas que giraban en torno al Ternasco de Aragón y la música a cargo de DJ Sr Lufthansa, DJ Emceemsimado, Miguel Abad DJ Atrio y Los Berzas.

El Made in Zaragoza Fest es por tanto un original evento que contribuye a atraer a la gente a esta elegante zona de Zaragoza y a promocionar los productos de nuestra tierra. Una gran iniciativa que se une a otras organizadas por la red en el casco histórico y que han revitalizado la zona mas castiza de la ciudad.

 

 

G@ncho

Desde hace un tiempo el barrio de San Pablo de la capital aragonesa, conocido entre los zaragozanos como Gancho, ha experimentado una renovación de notable importancia a nivel comercial pero también en relación al estado de sus calles y solares.  Si bien es cierto que antes la zona estaba muy degradada y, todo hay que decirlo, daba miedo pasear por algunos de sus callejones, hoy el barrio luce mejorado con nuevos comercios, galerías de arte y , sobre todo, con gran animación durante la celebración de su ya mítico mercadillo dominical.

El barrio se ha visto engalanado además con las intervenciones artísticas del Festival Internacional Asalto de Arte Urbano, que celebra ya nueve ediciones, y también con murales y diversas decoraciones callejeras de la mano de la Carrera del Gancho y de artístas anónimos que han querido dejar su sello en el popular distrito zaragozano. Es por tanto un lienzo en el que reflejar el latir diario del barrio con sus problemas cotidianos y las demandas ciudadanas mas aún en estos tiempos de crisis.

El Gancho se ha convertido en un destino imprescindible para los zaragozanos y visitantes que busquen disfrutar del arte a pie de calle y les guste estar en contacto con un vecindario que mezcla modernidad y tradición a partes iguales. Un lugar que ya se ha convertido en tendencia cada domingo y que aspira a consolidarse como barrio alternativo de la ciudad.