La Noche de los Tenderos Creativos

La Noche de los Tenderos Creativos es una iniciativa impulsada por Zaragoza Activa para reactivar el comercio local entre los establecimientos de la red Made in Zaragoza, atrayendo de esa forma a la gente al centro histórico y revitalizando barrios como el de la Magdalena.

Los comercios incluidos abrieron de 21 a 00h ofreciendo todo tipo de actividades como talleres, actuaciones musicales y exposiciones, todo ello acompañado de picoteo y de un gran ambiente. Se juntaron blogueros, periodistas, creativos y todos aquellos que quisieron pasar una noche diferente disfrutando del encanto del centro histórico. Los blogueros de Made in Zaragoza, entre los que me encuentro, realizamos una ruta que comenzó en Q Moda y Complementos y terminó en el taller de Pétula Plas, pasando, entre otros comercios, por Sommes Demodé, Zaragoza Olé, Shuave Shop, Canalla, Flamingos Vintage Kilo Zaragoza y CoolHunter.

Q Moda y Complementos

Zaragoza Olé

                                                                      Sommes Demodé

                                                                                   Shuave

Canalla

Flamingos Vntage Kilo Zaragoza

Atmósfera eventos

I love Vintage

Tribandrum

Tribandrum 

Proko Tienda-Taller

Cool Hunter 

Durante la noche, quienes decidieron visitar los comercios se dividieron entre la zona cercana a la calle Alfonso I y la Plaza del Pilar y el área del barrio de la Magdalena, un barrio con encanto que ha sabido atraer a numerosos creativos y que ha resurgido conservando su carácter contracultural. Hoy la zona se ha convertido en un lugar donde pasear, tomar algo en una terraza y visitar, entre otros lugares, el cercano Centro de Historias. Pese a que la Iglesia de la Magdalena sigue por desgracia clausurada, algo indigno, el barrio está mas vivo que nunca y una de las últimas incorporaciones ha sido la cafetería-panadería Simón, que se ha desplazado, desde un local cercano, a un amplio espacio esquina con la iglesia y frente al IES Pedro de Luna.

Teatro Bicho, un rincón para la creatividad

Teatro Bicho nace en septiembre de 2013 con la intención de llenar un vacío, por desgracia palpable, en la oferta teatral y de las artes escénicas zaragozana. El lugar, situado en la calle Pilar Lorengar 14, es un espacio que mezcla exposiciones de artistas emergentes con espectáculos alternativos que invitan a acercarse a este pequeño rincón recién surgido en la escena artística de la capital del Ebro.

El proyecto, nacido de la mano de Jorge García, del grupo Arteatrozos, y Fran Martínez, integrante de este último y de Los Mancusos y Teatro Pezkao, se erige como iniciativa para poner en valor la profesión teatral vista desde la autogestión. Un modelo muy distinto a lo que se conocía hasta ahora en la ciudad y que cada vez gana mas adeptos, entre promotores y público, debido a la crisis que sufrimos, que impide poner en marcha grandes y costosos proyectos artísticos, pero también a que la gente busca nuevas formas de entretenimiento diferentes a lo establecido.

El escenario al fondo y, en primer plano, las sillas, aún sin montar, horas antes del espectáculo

Hall de entrada con la exposición repartida por las paredes

Teatro Bicho se financia gracias a las aportaciones de personas interesadas en el proyecto y a la Asociación de Amigos del Teatro, mediante la cual adquiriendo un bono de 30 euros puedes asistir a las actuaciones incluyendo una consumición.

La verdad es que, tras dirigirme al local y hablar con Fran, uno de sus impulsores, no puedo mas que recomendaros la visita a este curioso y original teatro que seguro va a dar mucho que hablar y que contribuye en buena medida a recuperar un poco el aliento con respecto al futuro de la cultura en Zaragoza.

Mercadillo Umpa Lumpa en Espacio en Construcción

Es miércoles, pero no un miércoles cualquiera. Es 5 de marzo, y eso en Zaragoza significa día festivo. Los zaragozanos conmemoramos la defensa heroica de la ciudad del ataque carlista que sufrió durante la I Guerra Carlista, la llamada cincomarzada, yendo a distintos parques de la ciudad, este año el Parque Tio Jorge, para estar con la familia y amigos. Pero… ¿existe un plan alternativo para aquellos que nos aburre la tradición o queremos hacer cosas distintas?

Existe, y se llama Mercadillo Umpa Lumpa. Esta iniciativa, puesta en marcha solo durante esta jornada,  ha sido montada en la antigua Fábrica de Chocolate (hoy Espacio en Construcción), conservada como en sus comienzos, y es una manera de dar promoción a este tipo de edificaciones históricas y de atraer a la gente a zonas mas deprimidas, en este caso la calle Lourdes, en la margen izquierda del río Ebro.

El edificio, nada industrial exteriormente, se compone de distintas y amplias estancias en las que se conservan las diversas máquinas y donde aún se respira ese ambiente fabril de antaño. Hoy, ese vacío natural de un espacio abandonado, había desaparecido. En su lugar, una multitud se acercaba a ver los puestos de ropa, discos y otras curiosidades que se extendían por las salas, una atmósfera alternativa.

Entrada a la Antigua Fábrica de Chocolates Zorraquino

En resumen, una buena manera de aprovechar un espacio que, con el tiempo y al igual que en otras ciudades, es posible que veamos en otros lugares abandonados de la ciudad. Porque todo se merece una segunda oportunidad.